Barón de Rio Branco, personaje decisivo en los limites territoriales de Brasil

barao-de-rio-brancoEl Barón de Rio Branco, un personaje del mundo, sin fronteras, fue decisivo en el diseño final de los límites territoriales de Brasil. Hasta los 50 años tuvo una trayectoria relativamente discreta. Después creó el mito del diplomático – héroe que sin disparar un único tiro anexó más de 900 mil kilómetros cuadrados al mapa del país.
Nacido en Río de Janeiro el 20 de abril de 1845 como José Maria da Silva Paranhos Junior, creció admirando la diplomacia y la retórica. Hijo del Vizconde de Rio Branco, negociador del fin de la Guerra del Paraguay, fue en muchas ocasiones el primer oyente de los discursos del padre. A los 17 años, ingresó a la Universidad de Derecho de Sao Paulo. Se graduó bachiller en 1866, en Recife. Pasó más de dos años en Europa y volvió en 1869. Desde entonces, fue profesor de Historia en el Colegio Pedro II, promotor público de Nova Friburgo (RJ) y periodista. Acompañó al padre en diversas misiones diplomáticas. Con 31 años, asumió el cargo de cónsul-general de Brasil, en Liverpool.
En 1884, presidió la delegación brasileña en la Exposición de San Petersburgo, en Rusia. Elaboró el documento Memoria sobre Brasil, uno de los más importantes documentos de la historia de la cancillería en el país. En 1888 recibió el título de Barón de Rio Branco y pasó a superintendente- general de la emigración para Brasil en Europa. A partir de 1893 se tornó personaje-clave de todo el proceso diplomático que culminó con el contorno definitivo del mapa de Brasil. Asumió las negociaciones con Argentina en la disputa por el territorio de Misiones – Oeste de Paraná y Santa Catarina. Entregó al entonces presidente de Estados Unidos, Grover Cleveland, árbitro del himpase, una obra en seis tomos sobre la cuestión de límites entre Brasil y la República Argentina, fundamental para que las reivindicaciones fueran atendidas.
En 1898 expuso, en siete tomos, los argumentos para la anexión definitiva de Amapá. En 1900, el gobierno suizo, mediador de la cuestión, le dio un parecer favorable a Brasil. Fue entonces nombrado ministro plenipotenciario. Dos años después se tornó ministro de Relaciones Exteriores. En 1903 firmó el Tratado de Petrópolis, punto final del largo problema entre Brasil y Bolivia por la posesión de Acre. Entre 1904 y 1910 implementó importantes tratados de paz, con Ecuador, Guyana Holandesa, Colombia, Perú y Argentina. Además de ser un notable estratega el Barón de Rio Branco fue responsable por un nuevo concepto de cancillería en Brasil. Al morir, el 10 de febrero de 1912, dejó como legado la aproximación del país con las demás naciones de Latinoamérica y con Estados Unidos.

Agregue un comentario


ALIADOS:  » Flavio Pereira   » José Fuertes   » Lima Norte   » APLN