Cabral vs Baigorria. Las sargentías “inventadas”.

Por: Roberto Colimodio Galloso.

Los primeros cronistas del Combate de San Lorenzo (Obligado, Mitre y Carranza) mencionan a los dos granaderos como héroes de la acción, poniendo a ambos casi en un plano similar. Ninguno de ellos habla en sus obras de alguna sargentía ni ascenso post mortem.
Rastreando publicaciones del siglo XIX encontramos la primera referencia de Cabral como “sargento”, la hace Pastor Obligado en 1882 en una nueva versión de sus Tradiciones Argentinas, se reitera en 1885 en una publicación sin firma llamada “EL ILUSTRADOR ARGENTINO”.
En 1895 Juan W. Gez “asciende” a Baigorria también a Sargento, grado que reitera Reynaldo Pastor en 1938 en sus obras.
De allí en más las reiteraciones de la sargentía de Cabral crece exponencialmente y es reiterada sin mediar justificación alguna por infinidad de autores, tal es así que queda como “verdad consumada” en el imaginario colectivo y ese nombre es oficializado con el bautismo de diversos lugares. Por ejemplo: la Escuela de Suboficiales del Ejército Argentino (1937) los polvorines Sargento Cabral (Polvorines, cercano a Campo de Mayo) y Sargento Baigorria (Ciudadela) por 1916 manteniendo sus nombres durante décadas.
En tanto, el sargento Baigorria sufre lo contrario, se desusa el grado aunque perdura en una calle de la localidad de Munro (BA) y en escuelas de San Luis, incluso en 1950 se rebautiza con su nombre la localidad de Paganini con el grado correcto, la hoy pujante Granadero Baigorria en la provincia de Santa Fe.

Ni Sargento Cabral ni Sargento Baigorria…

Siquiera la marcha San Lorenzo menciona al primero como sargento… “Cabral, soldado heroico…”, aunque la increíble difusión de la Marcha contribuyó sin duda a separar los caminos de los salvadores condenando a Baigorria a ser postergado…
En diversas publicaciones de la época, si bien mencionan al correntino como sargento, ambos héroes son mencionados en un mismo plano, concuerdan las palabras en calificarlos como “los salvadores de San Martín”.
A partir de la década de 30 y ya llegados al centenario de la muerte del Libertador en 1950, las publicaciones subliman a Cabral y en menor medida a Baigorria, quien pierde protagonismo y muy pocos historiadores se encargan de rescatarlo a nivel nacional, subiste si, la “resistencia” de los valiosos autores puntanos para mantener viva la flama del heroísmo de Baigorria, destacándose entre ellos Urbano Núñez, Víctor Saá, Reynaldo Pastor, etc.
Cabral y Baigorria tuvieron distintos destinos, durante el combate y posteriormente en la memoria de los argentinos… no es intención nuestra comparar sus actuaciones sino su reconocimiento posterior al que consideramos desparejo en la actualidad y con sus grados correctos.

 

Roberto Colimodio Galloso/Historiador argentino.

Agregue un comentario


ALIADOS:  » Flavio Pereira   » José Fuertes   » Lima Norte   » APLN