El futuro de Lula da Silva para las elecciones 2018

El futuro del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) y las elecciones presidenciales de octubre marcarán el año 2018 en Brasil, mientras el presidente Michel Temer se despide de su Gobierno intentando aprobar las últimas reformas con la economía dando señales de recuperación.
En su mensaje navideño divulgado en las redes sociales Lula pedía que 2018 fuera el de “retomar la esperanza y la confianza” pero el año político empezará en realidad el 24 de enero, con el juicio que lo sentará en el banquillo y podría llevarlo a la cárcel por corrupción.
Ese día el Tribunal Regional Federal de la 4 Región, en Porto Alegre (sur), decidirá si refrenda en segunda instancia la condena que el juez de la Operación Lava Jato, Sérgio Moro, impuso al líder izquierdista: nueve años y medio de cárcel.
Moro consideró que Lula cometió un delito de corrupción pasiva al recibir un apartamento de lujo de manos de la constructora OAS como forma de soborno dentro de la trama de la empresa semiestatal Petrobras.
Si los magistrados confirman la sentencia Lula podría verse obligado a ir a la cárcel y no podría disputar las elecciones.
Sin embargo, el debate jurídico está abierto y sus abogados consideran que caben recursos ante el Tribunal Superior de Justicia y el Tribunal Supremo Federal para que, a pesar de una eventual condena, Lula pueda ser candidato.
De momento, el opositor Partido de los Trabajadores asegura de puertas para afuera que no hay una alternativa, porque confía en la inocencia de Lula, añadiendo además que es el favorito en todas las encuestas.
Según la encuesta más reciente, divulgada por el instituto Datafolha el 2 de diciembre, Lula tiene el 34% de las intenciones de voto, seguido del líder ultraderechista Jair Bolsonaro, con el 17%.
Bolsonaro, del Partido Social Cristiano y conocido como el “Trump brasileño”, podría ser la sorpresa de 2018, según diversos analistas políticos, que remarcan que representa lo “nuevo” y podría beneficiarse de la ola conservadora que barre el mundo.
Si finalmente Lula se ve impedido de presentarse a las elecciones, se especula con que apoye a algunos dirigentes de su partido, como el exalcalde de São Paulo (sur), Fernando Haddad, o el exgobernador del estado de Bahía (noreste), Jacques Wagner.

Agregue un comentario


ALIADOS:  » Flavio Pereira   » José Fuertes   » Lima Norte   » APLN