Empresas emigran de Cataluña tras anuncio de independencia

Varias empresas decidieron mudar sus sedes de Barcelona a Madrid ante la posibilidad que la región declare su independencia. La multinacional española Gas Natural Fenosa decidió trasladar su sede de Barcelona a Madrid, luego de que el gobierno del país aprobara hoy un decreto que facilita la salida de sociedades de Cataluña ante el temor a que la región declare su independencia.
La decisión de Gas Natural se suma a la ya adoptada esta semana por el Banco Sabadell, la quinta entidad financiera de España, y por otras grandes empresas preocupadas por la incertidumbre económica generada ante la posibilidad de que Cataluña declare su secesión.
Fuentes financieras dijeron que la decisión de Gas Natural Fonseca fue adoptada por el consejo de administración de la multinacional en una sesión extraordinaria celebrada en su hasta hoy sede de Barcelona.
El traslado se adoptó horas después de que el gobierno central del presidente conservador Mariano Rajoy aprobara un esperado decreto ley que facilita el cambio de sede social de empresas entre comunidades autónomas, lo que permitirá acelerar la salida de las sociedades que quieran abandonar Cataluña.
El decreto, que el Gobierno del conservador Partido Popular (PP) pactó con el opositor Partido Socialista (PSOE), permite que sea el consejo de administración de las compañías quien decida el cambio de sede sin necesidad de convocar a la junta de accionistas como ocurría hasta ahora.
La CaixaBank, el banco más grande de Cataluña, decidirá esta misma tarde su traslado a Palma de Mallorca, según adelantó la propia entidad.
Ayer, el Banco Sabadell ya acordó en una sesión extraordinaria trasladar su sede social a la ciudad de Alicante, después de haber reformado sus propios estatutos.
Además de estas dos entidades financieras, grandes empresas como Freixenet también se plantean dejar Cataluña.
Esta semana ya hicieron lo propio la biotecnológica Oryzon, la teleoperadora Eurona y el grupo odontológico Proclinic Expert, que se trasladan a Madrid.
“La situación es complicada y perjudica especialmente a los catalanes”, apuntó el vocero del gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, quien en la misma conferencia de prensa reiteró el pedido del Ejecutivo de Mariano Rajoy al presidente catalán, Carles Puigdemont, para que “vuelva a la legalidad” a fin de “poder dialogar”.
La independencia no tiene marcha atrás
El presidente regional de Cataluña, Carles Puigdemont, pidió comparecer en el parlamento catalán el próximo martes sin develar si declarará la independencia de forma unilateral, en un intento por sortear un veto de la Justicia española y en medio de fuertes presiones políticas y económicas para que dé marcha atrás a su aventura secesionista.
No obstante, desde el partido anticapitalista Candidatura de Unidad Popular (CUP), el socio del gobierno catalán en el proceso de secesión, el diputado Carles Riera, dijo que no hay “ningún elemento” que haga pensar que el presidente no cumplirá con su compromiso.

Agregue un comentario


ALIADOS:  » Flavio Pereira   » José Fuertes   » Lima Norte   » APLN