• impressorbraziliense.com impressorbraziliense.com impressorbraziliense.com impressorbraziliense.com impressorbraziliense.com impressorbraziliense.com impressorbraziliense.com
    impressorbraziliense.com impressorbraziliense.com impressorbraziliense.com impressorbraziliense.com impressorbraziliense.com impressorbraziliense.com impressorbraziliense.com

    impressorbraziliense.com

  • Maduro tiene doble nacionalidad y no debió ser presidente de Venezuela

    El abogado constitucionalista José Ignacio Hernández, Doctor en Derecho de la Universidad Complutense de Madrid y Profesor de la UCV y UCAB, explicó uno a uno los alegatos jurídicos que dejan sin efecto y demuestran la farsa tras la reciente sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que decreta que Nicolás Maduro es venezolano y que no posee otra nacionalidad.
    Hernández explicó que cuando existen dudas sobre la nacionalidad de una persona, “es preciso efectuar una investigación detallada y seria”. Y si la nacionalidad es un asunto de controversia judicial, son varias las pruebas que deben ser conocidas pero esto no ocurrió en este caso.
    Según detalla el abogado, la Sala Constitucional no tenía competencia para analizar un asunto de hecho, como es la nacionalidad de Nicolás Maduro. Y mucho menos podía declarar sobre ese hecho sin un juicio.
    1. Tal demanda era improcedente. La Sala Constitucional, si bien puede interpretar las normas sobre nacionalidad aplicables al Presidente, en modo alguno puede declarar cuál es la nacionalidad de Nicolás Maduro, lo que es un asunto civil o, en su caso, electoral.
    2. La Sala Constitucional calificó la solicitud que hiciera Nicolás Maduro sobre la interpretación de la Constitución respecto a este tema como si fuera una demanda. Y toda demanda, para ser sustanciada, requiere un juicio, pero la Sala Constitucional resolvió esta demanda sin juicio.
    3. Al resolver una decisión sin juicio, la Sala Constitucional no permitió que quienes mantienen una opinión distinta pudiesen intervenir para presentar los alegatos y pruebas correspondientes.
    4. La Sala intentó justificar la ausencia de juicio en dos líneas: el asunto de la nacionalidad es un asunto de mero derecho, o sea, una decisión basada solo en la interpretación de la Constitución que no requiere pruebas. Esto es FALSO.
    5. La Sala Constitucional se contradice en las primeras líneas del Capítulo de la sentencia en la cual analiza los fundamentos de su decisión. Pues allí la Sala analizó las pruebas que, a su decir, acreditan la nacionalidad de Nicolás Maduro. (Si existen pruebas debe existir juicio, que la Sala se negó a sustanciar).
    6. Luego de afirmar que Nicolás Maduro nació en Venezuela, la Sala Constitucional desestimó la posibilidad de que Maduro tuviese otra nacionalidad, en concreto, la colombiana. Para la Sala Constitucional, pareciera que la doble nacional requiere un acto voluntario: no es suficiente que una persona tenga, además de venezolana, otra nacionalidad por nacimiento. Para la Sala, sería necesario que esa otra nacionalidad haya sido voluntariamente asumida, pues “no existe el deber de adoptar otra u otras nacionalidades”.
    Con información de Prodavinci / José Ignacio Hernández / @ignandez
    ¿SERÁ? Diputado Omar Ávila dice que a Maduro lo parió el TSJ
    Para el diputado Omar Ávila la última sentencia del Tribunal Supremo de Justicia sobre la nacionalidad del presidente Maduro es “una inmoralidad”, lo que pondría de manifiesto que el primer mandatario es “paisa”.
    “Lo que si nos quedó claro es que a partir de ahora, hay una nueva forma para ser venezolano: vía Tribunal Supremo de Justicia”, alertó Ávila, quien además señaló que “esta vez, en vez de ayudar a Nicolás Maduro, se le enreda aún más el papagayo al presidente colombo-venezolano”.
    “Lo cierto es que nunca nadie ha visto la partida de nacimiento del primer mandatario nacional, así como tampoco el acta de defunción de su “padre” Hugo Chávez. Con esta sentencia además se confirma que Maduro no tiene partida de nacimiento, en la sentencia no se identifica ésta como es el deber ser: con el tomo y número con el cual esta quedó registrada en los libros del registro civil. En conclusión a Nicolás lo parió el TSJ”, manifestó el diputado de la Unidad.
    ¡OPINIÓN PUNZANTE! Gustavo Azócar: Maduro, la partida y la nueva plasta del TSJ
    “Pusieron la plasta que pusieron y se fueron de vacaciones”, con esta frase célebre del ex presidente Hugo Chávez, el periodista Gustavo Azócar recuerda como fue catalogada en el 2002 una decisión del Tribunal Supremo de Justicia. Tomando esto como punto de partida, señala que la máxima instancia del Poder Judicial actualmente sí sigue ese mismo camino tras el nombramiento “express” de nuevos magistrados, quienes se comportan como abogados de un “bufete de Miraflores”.
    Para el periodista el TSJ “es una oficina de asesoría jurídica y legal para Maduro y su combo”, por lo que “han emitido al menos 35 sentencias que violentan el ordenamiento jurídico venezolano”.
    En su texto irónico y agudo, resalta que “los jueces del TSJ han puesto no una, sino 35 plastas en lo que va del año 2016”, manejando el lenguaje Hugo Chávez, tal como lo afirma.
    Destaca que “la más recientemente plasta, puesta por el TSJ rojo rojito, tiene que ver con la supuesta doble nacionalidad de Nicolás Maduro. La Sala Constitucional acaba de dictaminar, que el ciudadano Nicolás Maduro Moros, no es colombiano, sino más venezolano que la arepa”, a lo que agrega que “mi olfato periodístico me dice que hay otra “plasta” que viene en camino: la sentencia que tratará de impedir, contra viento y marea, que la Asamblea Nacional designe a los nuevos rectores del CNE”.
    Aquí puede leer el artículo completo:
    Maduro, la partida y la nueva plasta del TSJ ; Por Gustavo Azócar Alcalá
    Redacción Maduradas con información de epmundo.
    ¡DESDE APORREA! Sentencia del TSJ lo confirma: Maduro tiene doble nacionalidad y no debió ser presidente
    El portal web oficialista Aporrea volvió a señalar a Nicolás Maduro, esta vez en el medio de izquierda se refirieron a la sentencia de Sala Constitucional del 28 de Octubre del 2016, número 907, expediente 16-1017, que decretó que el “Presidente de la República, Nicolás Maduro, es venezolano por nacimiento y no tiene doble nacionalidad”.
    En el artículo de Ángel Bellorín resalta que a pesar de esta sentencia emanada de un TSJ que actúa como una sucursal del PSUV, el problema de la doble nacionalidad como limitante de restricción absoluta para algunos cargos públicos según lo previsto en el Artículo 41 Constitucional, ha sido una de los tantos mandatos constitucionales violentados impunemente por el CNE, por ejemplo la verificación de la partida de nacimiento de los candidatos.
    El texto especifica la responsabilidad del ente electoral en solicitar el documento en cuanto a cargos que procedan a sufragio, por ejemplo: Presidente de la República y Presidente de la Asamblea Nacional (ambos cargos han sido ocupados por Nicolás Maduro).
    “Sin importar lo que pueda escribir un tsj ilegitimo e inconstitucional, puedo inferir en el análisis que Maduro pudiera haber nacido en Cúcuta, pero si en un supuesto el padre es venezolano (parece demostrado que la madre si es colombiana), así no le guste a opositores radicales, sería venezolano por nacimiento si acaso se cumplieran los requisitos del Artículo 32-3 y, con eso validaría el requisito constitucional exigido en cuanto a la nacionalidad originaria, pero no el de tenencia o no de doble nacionalidad así sus juristas militantes digan lo que les dé la gana”, asevera y con razón Bellorín.
    Finalmente, el texto termina con una frase contundente “¡MADURO TIENE DOBLE NACIONALIDAD Y NO DEBIÓ SER PRESIDENTE!”.

    Agregue un comentario