• impressorbraziliense.com impressorbraziliense.com impressorbraziliense.com impressorbraziliense.com impressorbraziliense.com impressorbraziliense.com impressorbraziliense.com
    impressorbraziliense.com impressorbraziliense.com impressorbraziliense.com impressorbraziliense.com impressorbraziliense.com impressorbraziliense.com impressorbraziliense.com

    impressorbraziliense.com

  • María Quitera, militar y heroina de la independencia de Brasil

    maria-copiaMaria Quitéria de Jesus Medeiros nació, posiblemente, en 1792, en el pueblo de São José de Itapororocas, en Bahia, más precisamente en el fundo de Licorizeiro. Sertaneja (gentilicio de los nacidos en los campos de Nordeste), en 1822 se juntó a las tropas que combatían a los portugueses, en el movimiento de Independencia de Brasil.
    Primero ingresó en el Cuerpo de Artillería y, después, en el de Cazadores. Su nombre de guerra: soldado Medeiros. A fines de 1822, se incorporó al Batallón de Voluntarios de Don Pedro 1º, tornándose, oficialmente, la primera mujer a hacer parte de una unidad militar en Brasil.
    El 20 de agosto de 1823, Don Pedro 1º recibió a Maria Quitéria en una audiencia especial. Le concedió el sueldo de abanderado de línea y la condecoración de Cavallero de la Orden Imperial del Crucero. Se cuentan, sobre Maria Quitéria, historias de valor y audacia. Dícese que tomó de asalto una trinchera enemiga e hizo prisioneros, que condujo bajo la mira de las armas. Dícese también que usaba un uniforme azul con una falda que ella misma cosió y un casco con penacho. A pesar de todo, Maria Quitéria nunca dejó de lado la feminidadmaria
    Después de conquistar las glorias de guerrera, se casó con Gabriel Pereira Brito y con él tuvo una hija, llamada Luísa Maria. Viuda, se fue a Feira de Santana, a tratar de recibir una parte de la herencia del padre. Su personalidad le despertó la atención de la escritora inglesa Maria Graham, que sobre ella registró: “Maria de Jesus no es educada, pero es viva. Tiene la inteligencia clara y la percepción aguda. Pienso que si la educaran, se tornaría una personalidad notable. Nada se observa de masculino en sus modos, antes los tiene gentiles y amables.”
    Sin embargo, no fue como mujer que Maria Quitéria consiguió alistarse. Fue disfrazada de hombre que se alistó como soldado voluntario. El motivo de su ingreso en las fuerzas armadas fue el ataque de una cañonera contra la ciudad de Cachoeira. Las noticias sobre el incidente llegaron a Maria Quitéria por los ganaderos que recorrían el sertão baiano. Ante ello, Maria Quitéria de Jesús huyó a la casa de su media hermana y se cortó los cabellos, vistiéndose como hombre y dirigiéndose a la cercana villa de Cachoeira se alisto como el “soldado Medeiros” en el regimiento de artillería local. Dos semanas después de alistarse descubrieron que era una mujer. Su padre, que la buscaba, trató de llevársela, pero el comandante Silva e Castro (abuelo del poeta Castro Alves) no lo permitió, por su facilidad en el manejo de las armas y su disciplina.
    Retirada del ejército al terminar las luchas en su provincia natal, Maria Quitéria de Jesús volvió a Feira de Santana, fue perdonada por su padre y contrajo matrimonio. Tras enviuidar y reclamar la herencia de su padre, se mudó a Salvador de Bahía con su hija,
    Su fin de vida no fue coherente con la trayectoria de la heroína, reconocida en mayo de 1953, cuando el Ejército determinó que se inaugurara, en todas sus reparticiones, un retrato de la mujer-soldado. Maria Quitéria murió en 1853, a los 61 años en Salvador, para donde se fue con la hija, casi ciega y en el anonimato. En 1996 se tornó patrona del Cuadro Complementar de Oficiales del Ejército Brasileño.

    Agregue un comentario