Premio internacional ayudará a conservar patrimonio cultural de la esclavitud en Brasil

Los esposos Merced y Petruccio Guimarães compraron en 1996 una vetusta casa ubicada en el 36 de la calle Pedro Ernesto, en el centro de Río de Janeiro y, debido a su mal estado, resolvieron hacer unas reformas en el inmueble.
Al excavar el suelo de la propiedad, descubrieron huesos pertenecientes a decenas de negros allí enterrados cuando el local formaba parte del gran mercado de esclavos que constituía esa parte de la región portuaria carioca.
Además, encontraron más de 5.000 fragmentos arqueológicos en el lugar, y los huesos no cremados permitieron identificar 28 cuerpos, la mayoría hombres con edad entre 18 y 25 años.
Las puntas de lanza, anillas, collares, pendientes de vidrio, artefactos de barro, porcelanas y conchas también forman parte del acervo, que se puede ver en el Instituto de Investigación y Memoria Negros Nuevos, que alberga el Cementerio de los Negros Nuevos.
Entre 1772 y 1830, en el denominado Cementerio de los Negros Nuevos, eran enterrados los esclavos que, debilitados por las horrendas condiciones de los largos viajes en los barcos negreros, morían en los primeros días tras la llegada a Brasil.
Se estima que entre 20.000 y 30.000 esclavos fueron enterrados en el lugar.
Además de lugar de estudios e investigaciones arqueológicas, el Instituto, creado y dirigido por Merced Guimarães, funciona como centro de información cultural y artística, con una galería de arte y una biblioteca, ambas con el nombre de Negros Nuevos.
Para mantenerse, la institución recibía, hasta el año pasado, un aporte de la alcaldía de Río por medio de la Compañía de Desarrollo Urbano de la Región Portuaria (CDURP), de unos 27.000 dólares anuales.
El último 28 de junio, sin embargo, el ayuntamiento de Río informó a representantes del sector cultural de la ciudad que no iba a pagar, por falta de recursos, los valores debidos a decenas de proyectos contemplados en el programa, lanzado en 2016.
Pero el Cementerio recibió este año el Premio de Expresiones Afrobrasileñas, concedido desde 2009 bajo el patrocinio de Petrobras, en la categoría especial de preservación de bienes culturales.
El Negros Nuevos integra al Circuito Histórico y Arqueológico de la Celebración de la Herencia Africana, en la zona portuaria de Río de Janeiro, y del que forma parte también el Muelle del Valongo, espacio que conquistó este mes el título de Patrimonio Mundial Cultural, concedido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).
Con el premio, entregado hace dos semanas, el Instituto recibirá un presupuesto de 32.000 dólares para la conservación de su patrimonio, considerado de valor inestimable y amenazado por la falta de recursos.

Agregue un comentario


ALIADOS:  » Flavio Pereira   » José Fuertes   » Lima Norte   » APLN