Presidente de Brasil condena huelga ilegal de policías en Estado de Espírito Santo

parisEl presidente de Brasil, Michel Temer, condenó hoy la huelga de la Policía Militar en el estado Espírito Santo (este), que provocó una crisis de seguridad pública, con más de un centenar de homicidios en menos de una semana.
En lo que es su primera manifestación pública sobre el tema, para el mandatario la huelga es ilegal e inaceptable, y afirmó que en su derecho a reclamar “no pueden tomar al pueblo brasileño como rehén”.
De acuerdo con la Policía Civil de Espírito Santo, la ola de violencia en las calles dejó 121 muertos y provocó que escuelas, clínicas de salud y autobuses suspendieran sus actividades en la zona metropolitana de Vitória, la capital, y otras regiones del estado.
“El presidente Michel Temer acompaña desde los primeros momentos los hechos relacionados con la seguridad pública en Espírito Santo. Condena la paralización ilegal de la Policía Militar que asusta a la gente ‘capixaba’ (natural de ese estado brasileño)”, afirmó un comunicado de la Presidencia.
En la nota, el mandatario recordó que a comienzos de esta semana ordenó el envío de 2.000 hombres de la Fuerza Nacional, un cuerpo de élite del Ejército, pero fue insuficiente para contener la violencia.
El movimiento es protagonizado por familiares de los policías que reclaman reajuste de salarios y mejores condiciones de trabajo.
En las primeras horas de este viernes, mujeres de los agentes no lograron un acuerdo con el gobierno del estado y decidieron continuar en el frente de los batallones, impidiendo la salida de los agentes.
“El presidente señala que el derecho a reclamar no puede tomar al pueblo brasileño como rehén. El estado de derecho no permite este tipo de comportamiento inaceptable”, afirmó el comunicado.
El secretario de Seguridad Pública de Espírito Santo, André Garcia, afirmó que 703 policías fueron procesados por el crimen de revuelta.
En caso de que sean condenados, los agentes pueden recibir entre ocho y 20 años de prisión.
La crisis en Espírito Santo se extendió a Río de Janeiro, el estado vecino, donde una decena de batallones de la Policía Militar también amenazó con iniciar una huelga, poniendo en alerta a las autoridades.

Agregue un comentario


ALIADOS:  » Flavio Pereira   » José Fuertes   » Lima Norte   » APLN