Presidente de Perú renuncia a su cargo ante nuevo pedido de destitución

Un día antes de la fecha fijada para acudir ante el Congreso Nacional y responder al nuevo pedido de destitución, Pedro Pablo Kuczynski renunció este miércoles 21 como presidente de Perú. Una moción multipartidaria, aprobada la semana pasada, buscaba removerlo del Poder Ejecutivo bajo la acusación de una “permanente incapacidad moral”.
La oposición acusaba a Kuczynski por los servicios pagados de consultorías que su empresa Westfield Capital, con sede en Miami, Estados Unidos, ofreció a la constructora brasileña Odebrecht, envuelta en escándalos de sobornos y corrupción.
Dichos servicios de consultoría se habrían hecho cuando Kuczynski se desempeñaba como ministro de Economía y Finanzas y jefe del Consejo de Ministros durante el gobierno del ex presidente peruano, Alejandro Toledo (2001-2006).
A estas acusaciones se sumó el martes la difusión de videos y audios por parte de la bancada mayoritaria en el Congreso, Fuerza Popular (FP), donde se observa y escucha a aliados de Kuczynski intentando comprar votos de legisladores para evitar la destitución, a cambio de obras y otras prebendas.
“Esta confrontación política ha creado un clima de ingobernabilidad que le hace un enorme daño al país y no nos permite avanzar”, expresó Kuczynski este miércoles en un mensaje a la Nación, acompañado de su Gabinete Ministerial desde la sede de Palacio de Gobierno en Lima.
Agregó que esta situación es “especialmente lamentable si advertimos que nos encontramos ad portas del bicentenario de la República y que tal acontecimiento debería merecer la unidad de todos los peruanos”.
En la carta de renuncia enviada al presidente del Congreso Nacional, Luis Galarreta, Kuczynski afirmó que durante su administración “se han presentado muchas interpelaciones, censuras de ministros y de un gabinete entero y un proceso de vacancia” en su contra.
“Todo esto ha generado una grave distorsión al proceso político y la discusión sobre el proceso de vacancia, que debió llevarse de manera alturada, transparente y sin alteraciones. Pero, no ha sido así”, dijo.
Kuczynski dijo “he trabajado casi 60 años de mi vida con total honestidad. La oposición ha tratado de pintarme como si fuera una persona corrupta y reafirmo mi compromiso con un Perú honesto, moral y justo para todos”.
Señalando que “lo mejor para el país es que yo renuncie”, expresó que “no quiero ser un estorbo, no quiero que la patria ni mi familia sigan sufriendo con la incertidumbre de los últimos tiempos”.
Mañana jueves, el pleno del Congreso verá el tema de la renuncia presidencial y la ratificará o no de acuerdo con el número de votos alcanzados.
De darle conformidad, entonces se procederá, según la Constitución, a investir como presidente al primer vicepresidente, Martín Vizcarra, quien dejaría su cargo de embajador en Canadá.

Agregue un comentario


ALIADOS:  » Flavio Pereira   » José Fuertes   » Lima Norte   » APLN