YO SOY, el programa de TV destructor de talentos

En mi condición de periodista cultural, acostumbro generalmente a manifestar opiniones que motiven una positiva reflexión sobre aquellos eventos que contribuyen con la cultura, nuestra identidad, o sobre la aparición de nuevos personajes relacionados con las distintas facetas de esta positiva actividad.
Sin embargo, esta vez, mi comentario lo espeto directamente para hacer una severa crítica a un programa, al cual considero como uno de los más dañinos de la televisión peruana (porque son varios). Me estoy refiriendo al programa concurso denominado, YO SOY, un programa ameno, divertido, emocionante para el gran público, pero asimismo, un programa que indirectamente acaba o trunca el brillante trayecto o prospecto artístico de aquellas personas que participan en él.
Sé muy bien que muchos dirán: “Pero si es un programa de imitadores, no puedes exigir otro resultado”. Claro, lo entiendo bien, pero está comprobado que desde la aparición de este programa en nuestro medio, desaparecieron, o mejor dicho, no volvió a aparecer una nueva estrella de la canción que brille con luz propia, tal como estábamos acostumbrados.
Todos los concursantes de “Yo Soy”, tienen buen dominio de escena, buena voz, muchos lo hacen excelentemente bien y algunos igual, y hasta podría asegurar que mejor que el cantante que están imitando. Es decir, la gran mayoría de los participantes son tan buenos que es fácil darse cuenta que no necesitan imitar a nadie para llegar a triunfar como ellos mismos; lo único que les falta, es de un espacio que les dé la oportunidad de demostrarlo. Lamentablemente existe solo este programa que en vez de llamarse YO SOY debería denominarse YO NO SOY.
El público aplaude a estos “artistas”, en la calle los reconocen, los saludan y hasta les piden autógrafos. Los mejores, son contratados para dar espectáculos -aunque en realidad a quien contratan no es a la persona en sí, sino a la imitación-. El problema viene a surgir poco tiempo después, cuando trascurre su “cuarto de hora” de fama y todo empieza a desvanecérseles y pasan a formar parte del sinnúmero de cantantes frustrados que existen por ahí.
Algo también muy preocupante, es que gran parte de concursantes del mencionado programa, pierden prácticamente su identidad, porque la gente ya no los conoce por su nombre verdadero, sino como el “Xxx peruano”, costándoles mucho, volver a ser los mismos, sin descontar que pierden también la oportunidad de alcanzar el éxito artístico que merecen, no obstante tener una excelente voz.
Es que a los dueños del canal o a los organizadores, les interesa un comino el futuro artístico de los participantes; a ellos solo les importa el rating que pueden alcanzar y cuantos millones les va a significar todo aquello; más, el destino (incierto) que puedan alcanzar los participantes no es de su incumbencia; muestra de ello, fue la grotesca burla que cierta vez le hicieron a un joven concursante que llegó para imitar al cantante español Enrique Iglesias. ; un hecho que fue sumamente repudiado por la población.
En el mundo son muchísimos los artistas que ocupan actualmente los primeros puestos de las listas de ventas de sus propios discos, y que surgieron después de participar de los conocidos “Concursos buscadores de Talentos” que se difunden a través de la radio, en vivo o por televisión; concursos, donde una serie de participantes dan a conocer su mayor talento o lo mejor de su arte.
Si seguimos la trayectoria artística de grandes cantantes a nivel mundial incluso de aquellos ganadores de Discos de Platino algún “Oscar” o “Gramys”, entre otros, notaremos que muchísimos de ellos aparecieron gracias a haber participado en este tipo de concursos, donde no siempre necesitan ser los ganadores para triunfar en el mundo artístico, pero eso sí, eran ellos mismos.
Sería bueno tener en nuestro medio, un programa que promueva nuevos cantantes, donde puedan participar muchísimas personas que deseen demostrar lo mejor de su arte sin necesidad de imitar a nadie. un programa que los oriente hacia el éxito que todos ellos realmente merecen alcanzar.
Un programa donde puedan mencionar orgullosamente su verdadero nombre anticipando sin temor el, YO SOY.

 

 

Roberto Revoredo Castro / Periodista

Agregue un comentario


ALIADOS:  » Flavio Pereira   » José Fuertes   » Lima Norte   » APLN